El término inicial, creado en el año 1977 por la Dra. Paulina Redler, para dar cuenta de la organización que incluyera en la estructuración psíquica individual y familiar la figura del abuelo, fue abuelitud. En la necesidad de que el término usado correspondiese a la organización fónico semántica de la lengua española, la autora recurrió a la Academia Argentina de Letras para que llevara a cabo un estudio filológico de los dos términos que a ella, después de cuatro años de trabajar en la subjetividad respecto a las cuestiones trigenealógicas, le parecieron los más acertados para el lugar del parentesco nombrado por abuelidad o abuelitud. Con la respuesta de la Academia Argentina de Letras, en 1981, la autora decidió usar, exclusivamente, el término abuelidad en sus siguientes investigaciones y exposiciones orales y escritas. El término abuelidad quedó confirmado posteriormente, por el uso de terceros, en todas las publicaciones en lengua española que comenzaron, gradualmente, a referirse al tema desde el punto de vista histórico social. En cambio, más allá de la obra de Paulina Redler, se produce un llamativo atraso en el uso de este término y de las conceptualizaciones asociadas a él, tanto en la producción psicoanalítica, como psicogerontológica, psicofamiliológica o sociológica en español. Sólo a partir del año 1996 aparece el término abuelidad en la bibliografía de estos campos recién citados pero fuera del ámbito nacional y, en este último, recién después de 1998.
El punto de inflexión abierto por las conceptualizaciones de abuelidad en la teoría y práctica psicoanalíticas de todo sujeto de cualquier edad y particularmente, en el campo de la llamada "tercera edad", ha sido introducido en la Argentina por la autora mencionada, y la palabra ha cobrado notoriedad masiva a partir de la trascendencia y compromiso social de las "Abuelas de Plaza de Mayo".



Abuelidad
corresponde, en la lengua inglesa, a Grandparenthood. Grandmotherhood y grandfatherhood, uno u otro de estos dos términos, aparecen escritos por primera vez en el año 1856, después en el año 1860, y posteriormente en 1892. Grandparenthood, en cambio, es más reciente (cf. en The Oxford English Dictionary, J. A. Simpson and E. S. Weiner, 2nd ed., v. VI, de XX vs. Clarendon Press, Oxford, 1989). El término grandparenthood aparece en algunos diccionarios ingleses menos importantes y de uso común, recién después de 1986.
En el psicoanálisis en lengua inglesa, a partir de 1970 comienzan a aparecer esporádicas menciones de la existencia del tema y, a nuestro entender, cobra vigencia en el estudio del psiquismo después de 1982. Por ejemplo, en las publicaciones catalogadas como grandparenthood en The National Library of Medicine, USA, una del año 1983, de P. Redler, ocupa el tercer lugar en orden cronológico y, hasta la actualidad, 2001, es el único autor de otra lengua que la inglesa que figura habiendo trabajado y publicado acerca de los articuladores teóricos y clínicos de esta función. Como enfoques más completos, en tanto libros sobre el tema, en The Library of Congress, USA, existen, hasta el año 2001, sólo cuatro libros que se titulan grandparenthood y sólo uno abuelidad; de ellos, dos de los primeros y abuelidad coinciden cronológicamente, pero el de la Dra. Redler es el único de teoría y clínica psicoanalíticas (cf. bibliografía, más adelante). Los estudios de índole psicoanalítica dedicados en detalle al tema, comenzaron a pulular varios años después de la circulación, en USA, del trabajo cuyo resumen en inglés, Grandparenthood, aparece en 1983, y del libro Abuelidad. Más allá de la paternidad de 1986, ambos de la Dra. Paulina Redler. Es interesante señalar, puesto que evidencia el espíritu de los anglófonos, que han surgido innumerables menciones de grandparenthood en estudios estadísticos, sociológicos, de psicología de la conducta, en libros de consejos y autoayuda, en relatos, árboles genealógicos, intercambios de experiencias, así como venta de objetos y promoción de servicios varios.


Abuelidad correspondería, en lengua francesa, a Grandparentalité o grand-parentalité . Estas palabras han comenzado a aparecer hace unos cinco años, en algunas publicaciónes sociológicas o de la conducta familiar. En los informes de la Commission permanente des affaires sociales del gobierno de Québec, Canadá, se introduce este nuevo término, y lo que él enuncia es tratado como tema de interés público en el año 1999. Palabra que reaparece, también en órganos de difusión de novedades científicas; por ejemplo, en la revista eurêka, janvier 2000, nº 51, en el artículo titulado Parlez le langage du XXIe siècle, explican este neologismo con palabras similares a las de la solicitud que Paulina Redler enviara a la Academia Argentina de Letras en 1981, para el estudio filológico del término de la función del parentesco que faltaba en el orden trigeneracional. Definición que ahora ha sido propuesta por el Conseil international de la langue française (Cilf), para grandparentalité. En coincidencia con la ausencia de palabra hasta tiempos recientes, los psicoanalistas de lengua francesa aún hoy, año 2001, no han abordado específicamente la función triádica que, en español, nombra el término abuelidad.

Visitas al sitio